Los elementos naturales también forman parte de nuestro patrimonio.
Algunos son muy espectaculares y evidentes para la ciudadanía en general,
mientras otros lo son sólo para los ojos de los expertos. Las actuaciones del
ser humano en la naturaleza siempre implican una serie de aspectos positivos y
otros negativos que debemos conocer para reflexionar sobre ellos y poder
fundamentar nuestras decisiones.
© 2007 Grupo Beagle. Universidad de Zaragoza - Créditos