Clima
Vegetación
Fauna
Geología
Socio Economía
Problemas
 
VEGETACION

:: BOSQUES

La Sierra de Guara se caracteriza por tener una vertiente meridional, o cara sur, con características de clima mediterráneo y otra cara norte con peculiaridades marcadas por la influencia atlántica. Además, las diferencias de altitud determinan la existencia de distintas comunidades vegetales en cada vertiente.
:: Zona de pinar

El pino más abundante es el pino silvestre o albar, conocido en el Alto Aragón como pino royo (Pinus silvestris), que forma bosques como los del Rodellar, Nocito o los altos de San Caprasio. En su suelo se dan numerosas especies de setas. Recordamos que la recogida de setas y hongos del Parque de Guara está regulada y que hay que respetar las vedas y limitaciones señaladas por las autoridades competentes. En los pinares encontramos la gayuba o “uva de oso” que coloniza los taludes evitando la erosión.

Pinar junto al embalse de Vadiello

Pino silvestre (hojas y piñas)

Hongo

Gayuba con frutos

 

:: Zona de carrascal

El carrascal es un bosque muy extendido a lo largo de las sierras exteriores, pero su abundancia disminuye conforme nos adentramos en el Pirineo para dejar paso al quejigal y al pinar. Aunque la carrasca o encina es el árbol más representativo de Guara, desgraciadamente muchos de los carrascales han sido talados para la creación de cultivos. En muchos puntos, la carrasca se mezcla con otros muchos árboles y arbustos llegando a formar bosques mixtos.

Carrascal

Serbal y Encina

Carrasca de Lecina

Carrascal de Vadiello

 

:: Zona de sardas o coscojales

En las crestas pedregosas, secas y venteadas del dominio del carrascal, la única vegetación posible son las sardas o coscojales. Son matorrales abiertos de coscoja, sabina negra (Juniperus phoenicea), boj, enebro, aladierno, romero, etc. No ocupan grandes extensiones de terreno. Se intercalan con pastos secos y romerales. La sabina se encarama a las repisas de las paredes rocosas. Es un arbusto o pequeño arbolillo de copa oval o redondeada. Sus hojas escamiformes, en verticilos de 3, son perennes y se disponen a lo largo del tronco de forma imbricada, formando hileras muy apretadas al tronco. Su tronco es recto y la corteza, de color gris o rojiza, se agrieta, desprendiendo tiras longitudinales. Los ejemplares viejos o los que sufren constantemente el azote del viento presentan un tronco retorcido e inclinado.
Mientras que la sabina predomina en las repisas rocosas, la coscoja prefiere las zonas más bajas, abrigadas y con mejores suelos.

Coscoja con bellotas

Boj

Aladierno

Enebro

Sabinas en paredes rocosas

Romero en flor

 

:: Zona de quejigar

La comunidad forestal de la vertiente más septentrional del Parque es el quejigar o "caxicar". El quejigo (Quercus humilis) formaba hasta el siglo XIX extensos bosques que cubrían gran parte de la Depresión Bara-Belsué. Hoy quedan como testigos de estas antiguas masas forestales algunos ejemplares magníficos, aislados, y algunos reducidos bosquetes en las proximidades de Pardina, Orlato, Nocito, Otín o los montes de San Póliz.

Quejigo

Quejigar

 

:: Zona de bosque mixto

El bosque mixto típicamente mediterráneo se encuentra en las solanas de las sierras, sobre suelos de pudingas. El pino se entremezcla con las encinas en estos bosques mixtos donde la trufa negra vive en simbiosis con las raíces de los árboles. Otras especies acompañantes son el madroño, el enebro, la gayuba o las jaras.

Bosque mixto en Vadiello

Madroño con flores y frutos

Rusco

Jara en flor (Cistus albidus)


© 2007 Grupo Beagle. Universidad de Zaragoza - Créditos