Clima
Vegetación
Fauna
Geología
Socio Economía
Problemas
 

GEOLOGIA

:: ROCAS
Las rocas que forman el macizo de Javalambre, propiamente dicho, son de edad mesozoica y abarcan desde el Triásico Inferior hasta el Cretácico Superior.

Las rocas triásicas, de origen marino y continental, afloran generalmente en el fondo de los valles fluviales, allí donde la erosión ha hecho desaparecer las rocas jurásicas y cretácicas suprayacentes. Se observan las dolomías del Triásico Medio (en facies Muschelkalk) y las lutitas y yesos del Triásico Superior (en facies Keuper). Ocasionalmente afloran lutitas y areniscas del Triásico Inferior (facies Buntsandstein).

En la serie jurásica dominan las rocas calcáreas de origen marino, con calizas, margas y dolomías que forman las unidades estratigráficas características del Jurásico de este sector de la Cordillera Ibérica (detalladas en la columna estratigráfica que aparece en la introducción).

El Cretácico está representado por areniscas y calizas de origen continental en facies Weald y Utrillas (Cretácico Inferior) y por unidades carbonatadas marinas del Cretácico Superior, aunque sus afloramientos se restringen a los límites occidental y meridional del macizo.

Las rocas terciarias, de origen continental, orlan el macizo de Javalambre por el Norte y el Oeste. Se trata de conglomerados, areniscas, lutitas, margas, calizas y yesos que constituyen el relleno de las cuencas de Sarrión y Teruel.

Hay que destacar la existencia de pequeños afloramientos de rocas volcánicas de edad triásica (ofitas) y jurásica (volcano-sedimentarias) en las cercanías de Manzanera y Camarena de la Sierra.

Areniscas: Las areniscas son rocas sedimentarias detríticas con granos de arena más o menos finos. Al oeste de la Sierra de Javalambre encontramos pequeños afloramientos del Triásico inferior. Además, estas rocas las encontramos en formaciones del Neógeno de las cuencas terciarias de Mora de Rubielos y Fosa de Teruel que limitan esta sierra. Los espesores son variables dependiendo de la formación rocosa a la que pertenezcan. El origen de los dos grupos de formaciones, mesozoicas y cenozoicas, es continental. En el triásico estos materiales se formaron a partir de abanicos aluviales y ríos entrelazados. En el terciario el origen es a partir de abanicos aluviales.

Facies Buntsandstein en la vertiente oeste de Javalambre (Aldehuela)

 

Areniscas con laminación cruzada

 

Calizas: Las calizas son rocas sedimentarias formadas por CO3Ca, constituyen las rocas más significativas de la Sierra de Javalambre. La mayor parte de estas rocas son de origen marino, aunque también se localizan otras depositadas en lagos. Se pueden encontrar calizas de diferentes edades. La mayoría de las formaciones geológicas del jurásico y cretácico están constituidas por este tipo de rocas. Se sedimentaron en un ambiente de plataforma marina y contienen fósiles de ammonites, belemnites, pelecípodos, braquiópos, etc. También aparecen en las formaciones del Neógeno de las cuencas que rodean esta sierra. En este caso su orígen son lagos, contienen fósiles de plantas (hojas de Ulmus sp., carofitas), invertebrados (planorbis, Limneas,...) y de vertebrados (Equus). En estas rocas se han desarrollado en superficie lapices y dolinas y en profundidad cuevas y simas.

Calizas con sílex de edad jurásica en las cercanías de Camarena de la Sierra

Calizas lacustres en el Neógeno de Riodeva

 

Dolomías: Las dolomías son rocas sedimentarias carbonatadas, su composición es carbonato cálcico-magnésico (CO3)2CaMg, pero son menos abundantes que las calizas. La mayor parte son de origen marino. Se pueden encontrar calizas de diferentes edades. La mayor parte son del triásico medio, se sedimentaron en un ambiente de llanuras mareales y submareales. El contenido en fósiles es bajo, aunque se han encontrado moluscos, ostrácodos y braquiópodos. En estas rocas tambiíen se desarrollan cuevas y simas.

Dolomías triásicas (facies Muschelkalk)

 

Yesos: Son rocas sedimentarias formados por minerales del mismo nombre, yesos, cuya composición es SO4Ca, H2O. Se encuentran asociados a lutitas rojas o verdes. La mayoría de las que aparecen en la zona son de edad Triásico superior y han sido denominados facies Keuper. Son unos materiales que se comportan plásticamente y han favorecido el desplazamiento de la cobertera mesozoica sobre el paleozoico a lo largo del Terciario. Esta actividad ha llevado a la formación de distintas estructuras tectónicas, destacando el domo que configura la topografía de esta sierra.

Yesos y lutitas versicolores en las facies Keuper cerca de Camarena de la Sierra

 

Rocas volcánicas: Las rocas volcánicas mesozoicas de Javalambre tienen especial importancia a nivel de Cordillera Ibérica (ver mapa). Hay que destacar la existencia de pequeños afloramientos de rocas volcánicas de edad triásica (ofitas) y jurásica (volcano-sedimentarias) en las cercanías de Manzanera y Camarena de la Sierra.

Rocas volcánicas de edad jurásica entre La Puebla de Valverde y Camarena de la Sierra

 

Fósiles: Las rocas jurásicas del macizo de Javalambre contienen gran cantidad de fósiles. Hay que destacar la presencia de ammonites, belemnites, gasterópodos, bivalvos, braquiópodos, equínidos y crinoides, así como distintos tipos de corales, esponjas y construcciones de origen algal.
En las rocas cretácicas suelen abundar los microfósiles (charáceas, ostrácodos y foraminíferos), aunque no así los macrofósiles (salvo algunos moluscos).
Las unidades que rellenan las cuencas terciarias son especialmente ricas en fósiles de vertebrados (macro y micro), algunos invertebrados (moluscos y ostrácodos) y plantas. Por su importancia, hay que destacar los yacimientos de Sarrión y La Puebla de Valverde, donde aparecieron numerosos restos de vertebrados, entre los que destacan los cérvidos (ciervos), équidos (caballos), rinoceróntidos, proboscídeos (mamuts), primates (monos), algunos grandes carnívoros (hienas) y pequeños vertebrados (ratones, topillos, musarañas,…).

Ammonites

Braquiópodos

© 2007 Grupo Beagle. Universidad de Zaragoza - Créditos