Clima
Vegetación
Fauna
Geología
Socio Economía
Problemas
 
CLIMA

:: FACTORES ESPECIFICOS

En las zonas áridas las temperaturas descienden de modo significativo por las noches, favoreciendo la condensación de la humedad. De este modo el rocío constituye un aporte fundamental de agua para las plantas de Monegros.
En invierno es muy frecuente que se produzcan fuertes heladas nocturnas, congelando el rocío y dando lugar a la escarcha que llega a quemar el pastizal.
Como en el resto del Valle del Ebro, el cierzo es el viento característico de Monegros, con una dirección ONO, paralela al cauce del río. Se trata de un viento fuerte, seco y racheado, frío en invierno y seco en verano.
El segundo en importancia es el bochorno, de orientación ESE, cálido en verano y frío y húmedo en invierno.

El viento tiene marcados efectos sobre la vegetación y la fauna esteparia (condiciona el porte de las plantas, puede desenterrar algunos portes o arrancarla entera; los animales se refugian en los lugares más protegidos del relieve).

Otro fenómeno frecuente en Monegros es la inversión térmica, responsable de la existencia de bajas temperaturas en los fondos de los valles, frente a temperaturas más elevadas en los montes circundantes. Esta situación origina la formación de densas nieblas muy persistentes en invierno en las zonas bajas.

© 2007 Grupo Beagle. Universidad de Zaragoza - Créditos